martes, 14 de abril de 2009

Presentación General
















El Centro abierto San Miguel es un espacio comunitario enfocado a la atención de la niñez. Depende de la DIBEN y ofrece alimentación complementaria y apoyo escolar a niños de la zona en la cual se levanta. Desarrolla actividades desde mayo del 2007.

A nivel material, cuenta con un salón multiuso, cocina, baños sexados, equipamiento y mobiliarios necesarios para su funcionamiento.

El Centro se proyectó y levantó en el Barrio San Miguel, más conocido como Villa 1, de Valle Pucu, Aregua, pues inicialmente la mayoría de los becados de la DIBEN provenían de este lugar, más precisamente, el 33% del total. Se inicia entonces el proyecto Fortalecimiento de redes familiares y comunitarias; componente y complemento del Programa Fortaleciendo hogares de niños y niñas trabajadores en calle.

Está preparado para albergar a 100 niños y niñas, distribuidos en dos turnos. La mayoría de estos niños y niñas son hijos de personas beneficiadas por las “becas escolares” de la DIBEN (un subsidio condicionado: los encargados reciben una ayuda económica a cambio de que los niños y niñas abandonen el trabajo en calle, de forma a asegurar su escolarización), pero asisten también otros de la zona que no pertenecen al proyecto. De hecho, mucho tiempo antes de levantarse se definió que al Centro “podrán acceder los beneficiarios del Proyecto, así como otras familias asentadas en el sector”.

Esa es la proyección, de acuerdo a la temporada, los niños que asisten al comedor suman incluso más de 120. Los más constantes son quienes asisten al Apoyo escolar, pues se hace un trabajo más cercano con las familias (de forma directa se beneficia a 50 familias). Reciben un acompañamiento más constante, una labor más procesal que permite evaluar mejoras en ellas.

Además de los servicios mencionados, semanalmente se cuenta con atención psicológica, y anteriormente se brindaba atención médica. Se proyectaron otros servicios necesarios, como atención odontológica, pero no siempre fueron logrados.

Para ampliar beneficios y ofrecer una ayuda realmente integral el Centro abierto San Miguel tiene actualmente 2 aliados estratégicos: las escuelas locales, que acentúan su trabajo con “los becados”, y al tiempo se ven respaldados por el Centro; y la Cruz Roja Paraguaya, que ejecuta con las familias de los niños y niñas un proyecto de mejora de sus condiciones socioeconómicas.

La experiencia de 2 años indica que solo con dinero, con subsidios a la población vulnerable, no se solucionan realmente los problemas. La herramienta eficaz es la promoción de las familias, acompañamiento a las mismas, su educación, y la transferencia progresiva de capacidades e insumos para lograr su auto-sustento, su auto-desarrollo.

Si dudas, queda mucho por hacer. Pero visto de esa manera, el Centro abierto San Miguel tiene, indiscutiblemente, una nota sobresaliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada